Pincha aquí y te llamamos

Select Page
Home » Impulsa tu negocio » Noticias y Artículos de Marketing » Estrategias para mejorar tus perspectivas de éxito en el comercio internacional

Estrategias para mejorar tus perspectivas de éxito en el comercio internacional

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (No hay votaciones)
Cargando...
Fecha:17/09/2020
Estrategias para mejorar tus perspectivas de éxito en el comercio internacional

El entorno online ha permitido a empresas de tamaño mediano y pequeño plantearse expandir su negocio a través del comercio internacional. ¿Cómo ampliar las perspectivas de éxito en este panorama? Te damos algunas ideas.

4 consejos para mejorar tu presencia en comercio internacional

Formar parte del comercio internacional, vendiendo a nivel global, permite a los negocios crecer y ampliar su cartera de clientes. Además, nunca ha sido tan sencillo: la facilidad en las conexiones, la mejora en las posibilidades de transporte y la eliminación de barreras al comercio son algunos de los factores que han hecho que cada vez más empresas españolas traspasen fronteras. 

 

A continuación, resumimos 4 ideas para abrirse paso en este contexto y comenzar a vender de forma global.

1. Pon en marcha una web y perfiles redes sociales internacionales

Una página web adecuada y una estrategia de contenidos en redes sociales suponen un escaparate global para cualquier empresa. Es más, Go Daddy cifra en un 25% el porcentaje de ventas que un negocio puede perder por no tener una página web.

 

Trabaja en generar una web adaptada a las peculiaridades del comercio internacional. Por ejemplo, que permita el pago en diversas divisas o que pueda leerse en inglés u otros idiomas.

 

A la hora de crear perfiles en redes sociales, existen varias opciones. Algunas marcas apuestan por crear un perfil de empresa por cada país, en el idioma local, mientras que otras abren un perfil internacional (normalmente en inglés) para todos los países extranjeros a los que dan servicio. Esta forma de actuar es muy común en Instagram o en Twitter. Facebook, por su parte, facilita que las marcas globales tengan una sola página para distintas regiones (los usuarios ven la versión que les corresponde según su ubicación).

 

2. Saca partido de los directorios B2B internacionales

Si tus clientes son empresas, recurre a directorios B2B, como Europages. Estos directorios sirven como punto de encuentro entre empresas que buscan proveedores, clientes o socios comerciales más allá de las fronteras nacionales.

 

Así, es una estrategia de comercio internacional fácil de implementar y que puede dar importantes resultados, al ampliar la visibilidad de tu negocio a nivel internacional.

 

Los directorios B2B internacionales más completos ofrecen también estadísticas de rendimiento de los anuncios y la posibilidad de comenzar un diálogo de forma directa y sencilla con los potenciales clientes.

3. Elige un mercado

Si bien el alcance de un sitio web o las redes sociales es global, para ampliar la eficacia de tus esfuerzos vas a tener que dirigirte a regiones concretas. Esto se debe a que las estrategias de ventas deben adaptarse a la cultura de una región, su cercanía o su capacidad adquisitiva, entre otros factores. Esto también se aplica a las campañas de marketing: no siempre basta con traducir los mensajes, también hay que adaptarlos.

 

Por ejemplo, no es lo mismo que una tienda de muebles trate de vender en un país vecino como Francia que buscar ampliar su negocio en Indonesia.

 

Analiza el mercado en que tratas de introducirte y mira si se ajusta a tu producto o servicio, intentando encontrar un mercado en el que entrar sea sencillo y merezca la pena.

 

Esto no significa que no puedas seguir creciendo: más adelante, multiplica los mercados a los que te diriges y atrévete a conquistar regiones más complicadas, habiendo recogido el feedback necesario para llevar a cabo el proyecto de forma exitosa.

 

4. Ten en cuenta los gastos de envío (si vendes productos físicos)

El área de la logística de transporte es compleja e incluye variables como la empresa de transporte, el coste del packaging o los derivados de las mermas por transporte.

 

Por ello, uno de los pasos principales será investigar los costes, la velocidad de envío y su fiabilidad para tomar decisiones al respecto. No olvides tener en cuenta otros factores que pueden encarecer el precio final, como impuestos y aduanas.

 


¡Suscríbete y recibe
todas las novedades!

Date de alta y recibe nuestro newsletter en tu dirección de e-mail.


Autorizo a contactarme comercialmente por email o teléfono sobre los servicios y productos relativos al marketing digital y directorios, así como elaborar perfiles del negocio y recabar información a través de tecnologías de seguimiento.
Ver información sobre protección de datos

MÁS ARTÍCULOS