Home » Impulsa tu negocio » Errores más comunes en la digitalización de empresas

Errores más comunes en la digitalización de empresas

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (No hay votaciones)
Cargando...
Fecha de publicación: 28/12/2020
Errores más comunes en la digitalización de empresas
La digitalización de empresas ya no es solo una opción para ganar en eficiencia: se ha convertido en una verdadera necesidad para garantizar que un negocio sigue siendo relevante y no se queda atrás. 

No obstante, más de un 70% de los procesos de digitalización de empresas son un fracaso, según cifras de la consultora McKinsey. Compartimos los errores más comunes en el proceso de transformación digital para que logres aplicarla con éxito. 

7 errores que impiden una digitalización de empresas exitosa

1. Centrarse en el corto plazo

La digitalización de empresas debe ser entendida como un proceso a largo plazo, cuyos resultados tardarán más que unas semanas en ser visibles. 

Hay acciones de digitalización que aportan rentabilidad más rápidamente como, por ejemplo, abrir un nuevo canal de venta online. No obstante, es esencial tener presente que el hecho de que los clientes lo conozcan y que este destaque en internet lleva su tiempo. 

Así, los negocios que ya habían iniciado la transformación digital (por ejemplo, que ya contaban con redes sociales y, por tanto, con una cierta presencia digital) avanzarán más rápidamente, mientras que los demás necesitarán algo más de tiempo.

Centrarse en objetivos cortoplacistas solo puede llevar a la frustración en caso de que no se cumplan. De este modo, muchas empresas abandonan sus esfuerzos en digitalización antes de que los procesos maduren y den su fruto. 

2. No poner al cliente en el centro

Otro de los errores típicos al implementar la digitalización de empresas es centrarse en las tecnologías: qué nuevos softwares se van a utilizar o qué equipos es necesario renovar. 

La transformación digital supone un proceso cuyo objetivo final es utilizar la tecnología para servir de modo más eficiente a las personas. Respecto a los clientes, se trata de ponerles en el centro y aprender a resolver mejor sus necesidades

Al iniciar cualquier transformación, analiza cómo afectará a tu relación con los clientes. Es más, puedes preguntarles directamente a través de encuestas de satisfacción, para asegurarte de que no dejas a nadie atrás debido a un cambio tecnológico que no comprenden.

3. Olvidarse de los equipos internos

La transformación digital va a conllevar la redefinición y creación de nuevos roles en la empresa, ya que aparecen nuevas tareas.

Por ello, un equipo humano desmotivado puede ser un lastre para la digitalización de empresas

Implanta mecanismos de comunicación interna potentes y escucha las opiniones de tus empleados para asegurar el éxito de esta transformación. 

4. Poner fechas poco realistas

Establecer un calendario de trabajo es esencial para asegurarte de que se cumplen plazos y los cambios tienen lugar de forma efectiva. 

No obstante, si la digitalización de empresas es un proceso a largo plazo, eso quiere decir que vas a necesitar paciencia también a la hora de agendar estas transformaciones. 

Piensa en este proceso como algo escalable: da pasos pequeños primero (instalar un nuevo software, por ejemplo) y vete ampliando poco a poco el alcance de estos cambios. 

Instala así una cultura iterativa, en la que tengan lugar continuas mejoras basándote en datos y en feedback continuos y frecuentes, sin necesidad de grandes inversiones. 

5. Olvidarse de los objetivos

Cualquier digitalización de empresas debe estar guiada por objetivos estratégicos de la empresa. Aumentar la productividad, los clientes o recortar en costes son algunos de los objetivos que puedes establecer, siempre que sean medibles y cuantificables. 

No obstante, al entrar en la rueda de transformaciones, es fácil perder el foco de tus objetivos. Tenlos siempre presentes y monitoriza si los cambios que has aplicado te están ayudando a alcanzarlos. 

7. No escuchar los datos

Una de las ventajas de la digitalización de empresas es la cantidad de datos que las herramientas tecnológicas son capaces de recoger y analizar. Esta información es tremendamente valiosa para detectar tendencias y predecir resultados, tanto positivos como negativos. 

Para lograr una transformación exitosa, los negocios deben aprender a escuchar estos datos y saber tomar decisiones basadas en ellos. 

¡Suscríbete y recibe
todas las novedades!

Date de alta y recibe nuestro newsletter en tu dirección de e-mail.

    Autorizo a contactarme comercialmente por email, teléfono y/o vía Whatsapp sobre los servicios y productos relativos al marketing digital y directorios, así como elaborar perfiles del negocio y recabar información a través de tecnologías de seguimiento.

    Ver información sobre protección de datos


    MÁS ARTÍCULOS