Pincha aquí y te llamamos

Seleccionar página
Home » Consejos para tu empresa » Información sobre la Financiación en las Empresas » Venture Capital: qué es y cómo funciona

Venture Capital: qué es y cómo funciona

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (No hay votaciones)
Cargando...
Fecha:01/06/2020
Venture Capital: qué es y cómo funciona
  1. ¿Qué es el Venture Capital?

  2. ¿Cómo funciona el Venture Capital?

  3. Riesgos de hacer Venture Capital

El Venture Capital consiste en una de las opciones de financiación más populares para empresas tecnológicas y ha logrado el crecimiento de gigantes como WhatsApp, Alibaba o Groupon.

Se trata no obstante de un modo de financiación peculiar, que conviene conocer y analizar a fondo antes de considerar como opción.

¿Qué es el Venture Capital?

El Venture Capital es una opción de inversión en las que una firma aporta capital a una empresa a cambio de un porcentaje de ésta. 

Se trata de una opción de financiación característica de las startups: empresas inicialmente pequeñas y de reciente creación, pero que ofrecen un gran potencial de crecimiento a partir de modelos escalables. 

No obstante, el Venture Capital generalmente entra en juego una vez la startup ya ha pasado de la primera fase o fase semilla (a diferencia, por ejemplo, de otros modos de financiación como los business angels). Es decir, aparece cuando el producto ya ha sido lanzado y ha logrado sus primeros usuarios, pero necesita financiación para escalar al siguiente nivel.

Consiste así en uno de los modos de financiación para empresas y, en concreto, es una de las formas que toma el capital de riesgo. 

En Estados Unidos, donde la cultura de startups y Venture Capital está más desarrollada, este tipo de financiación se invirtió principalmente en empresas online (9.500 millones de dólares), seguidas de empresas sanitarias (5.900 millones de dólares) y software móvil o no relacionado con internet (2.500 millones de dólares) en el primer cuarto de 2020. 

¿Cómo funciona el Venture Capital?

Las firmas de Venture Capital cuentan con fondos para inversión, que generalmente tratarán de diversificar en varias empresas. 

De este modo, aunque se trata de una inversión arriesgada (ya que las empresas elegidas tienen potencial de crecimiento pero aún no lo han logrado), la firma de Venture Capital divide sus oportunidades de retorno de beneficio en varias empresas.

Existen dos tipos de inversores Venture Capital: los general partners (que además de invertir, realizan labores de gestión en la empresa y reciben una cuota por ello) y los limited partners (que aportan la mayoría del fondo pero no realizan labores de gestión).

Además de fondos de financiación, el venture capital puede aportar una infraestructura adicional a la empresa (por ejemplo, un equipo de marketing o de reclutamiento), así como contactos para posibles asociaciones futuras.

El proceso de obtención de financiación a través de Venture Capital funcionará a partir de cuatro fases: 

  • El contacto con la firma y el análisis del potencial de crecimiento de la empresa

  • La decisión, cuando se establece la cantidad que invierte la firma, los intereses y las condiciones de gestión en la empresa.

  • La gestión, tiempo en el que la firma de Venture Capital aporta su expertise e infraestructura para garantizar la obtención de beneficios.

  • La liquidación, en la que idealmente la firma recupera el dinero invertido además de las ganancias de sus inversores.

Riesgos de hacer Venture Capital

Pese a que acceder a una oportunidad de Venture Capital supone la obtención de un fondo amplio de financiación, las startups también corren algunos riesgos al optar por esta estrategia.

 Por un lado, las firmas de Venture Capital exigen altos porcentajes de intereses a cambio de su financiación. Así, el porcentaje de beneficio que piden generalmente se sitúa entre el 20% y el 25%. Por ello, solo se trata de un tipo de inversión adecuada para empresas que esperen generar grandes beneficios.

Por otro lado, las firmas que proponen este tipo de inversión no solo aportan una infraestructura a las empresas, sino que van a tratar de influenciar las decisiones tomadas para garantizar que se logran los beneficios esperados. Si bien este proceso de asesoramiento puede resultar beneficioso, también puede someter las decisiones de la startup a un escrutinio excesivo.

¡Suscríbete y recibe
todas las novedades!

Date de alta y recibe nuestro newsletter en tu dirección de e-mail.


Autorizo a contactarme comercialmente por email o teléfono sobre los servicios y productos relativos al marketing digital y directorios, así como elaborar perfiles del negocio y recabar información a través de tecnologías de seguimiento.
Ver información sobre protección de datos

MÁS ARTÍCULOS