Pincha aquí y te llamamos

Select Page
Home » Consejos para tu empresa » Contratación Laboral » Principales tipos de contrato de trabajo tras la reforma laboral

Principales tipos de contrato de trabajo tras la reforma laboral

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (No hay votaciones)
Cargando...
Fecha:10/12/2015
Principales tipos de contrato de trabajo tras la reforma laboral

Con la entrada en vigor de la reforma laboral, esa que recibió tantas críticas y alabanzas a la vez, el panorama de la contratación laboral en España cambió drásticamente. De hecho, se hizo una importante simplificación, que acabó reduciendo a cuatro los contratos posibles de trabajo que se pueden hacer en nuestro país. A continuación explicamos los contratos que actualmente están vigentes y las características de cada uno de ellos.


Los tipos de contrato actuales


  • Contrato indefinido: El contrato indefinido es la contratación más estable que existe en España. Pretende que la empresa tenga a un empleado que va a desarrollar de forma indefinida sus actividades habituales o aquellas que se requieren para estas. Este contrato garantiza toda una serie de derechos a los empleados, pero, a su vez, los trabajadores con este tipo de empleos suelen mostrar una actitud mejor hacia la empresa y una productividad óptima. 


  • Contrato temporal: Aunque el uso del contrato temporal en España está muy extendido, este tipo de contratación laboral debería limitarse exclusivamente a proyectos o cargas de trabajo extraordinarios a las que se enfrente la empresa. Es decir, no puede utilizarse simplemente para limitar los derechos de los trabajadores que se dedican a la actividad principal de la compañía. Se hace, pero es un mal uso. De hecho, abusar de ello, además de salir más caro, en los casos en los que es incorrecto puede suponer sanciones económicas importantes.


  • Contrato de formación y aprendizaje: El contrato de formación y aprendizaje implica una relación laboral entre el trabajador y la empresa que se combina a la vez con un programa formativo específico para poder obtener los conocimientos y actitudes necesarias para el desarrollo de dicha actividad. La jornada de trabajo se reduce para poder asegurar el tiempo formativo que el trabajador requiere.


  • Contrato en prácticas: La contratación en prácticas permite a aquellas personas que ya han seguido una formación reglada, que puede ser una formación profesional o universitaria, poner en práctica los conocimientos adquiridos a medida que los adaptan a las necesidades del mercado laboral. Debe tener a  personas específicas que orienten al trabajador para que pueda conseguir el mejor rendimiento.


Los subtipos de contrato


Aunque la simplificación de los contratos disponibles en el mercado laboral ha sido importante, puede que tu empresa utilice otros más específicos. En efecto, los grandes bloques de contratos son los que hemos mencionado anteriormente, pero cada uno de ellos tiene subtipos que especifican con más detalle el tipo de colectivo al que se representan y la actividad que se pretende cubrir.


El mercado laboral español sigue siendo complejo, y todavía hay diferencias entre los derechos y los deberes que deben cumplirse. Por este motivo, si no tienes claro cómo deberías contratar a un empleado que necesitas en tu empresa, conviene que solicites asesoramiento profesional. Puede que inicialmente consideres esta inversión un gasto, pero será sin duda la mejor opción para evitar tener problemas en el futuro. Y, al fin y al cabo, lo más importante es que tu negocio sea viable en el futuro ¿no?

¡Suscríbete y recibe
todas las novedades!

Date de alta y recibe nuestro newsletter en tu dirección de e-mail.


Autorizo a contactarme comercialmente por email o teléfono sobre los servicios y productos relativos al marketing digital y directorios, así como elaborar perfiles del negocio y recabar información a través de tecnologías de seguimiento.
Ver información sobre protección de datos

MÁS ARTÍCULOS