Pincha aquí y te llamamos

Select Page
Home » Consejos para tu empresa » Consejos para Autónomos » Recomendaciones para aplicar el teletrabajo en tu empresa

Recomendaciones para aplicar el teletrabajo en tu empresa

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando...
Fecha:07/04/2020
Recomendaciones para aplicar el teletrabajo en tu empresa
  1. ¿Qué es el teletrabajo?
  2. Recomendaciones para poner el teletrabajo en tu empresa
  3. Ventajas del teletrabajo
  4. Inconvenientes del teletrabajo

España no es un país en el que el teletrabajo esté ampliamente asentado. A diferencia de otros países europeos, donde gran parte de la fuerza laboral que puede teletrabajar lo hace (a veces o siempre), en nuestro país el porcentaje de empleados que recurre a esta fórmula es mínimo.

Sin embargo, la situación de alerta sanitaria provocada por el coronavirus covid-19 ha hecho que esto cambie de la noche a la mañana, haciendo que los procedimientos y formas de trabajo de cientos de empresas se vean trastocados de repente. Si este es el caso de tu empresa, en este post te damos unos consejos para que gestiones el teletrabajo de tu equipo de forma más eficaz.

¿Qué es el teletrabajo?

El teletrabajo es una modalidad de trabajo en la que el empleado desempeña sus actividades laborales en un lugar diferente a las instalaciones de la empresa. Lo habitual es que lo haga en su propio hogar. 

Las empresas dedicadas a las telecomunicaciones o a la informática fueron las primeras en implantar esta modalidad de trabajo, pero en la actualidad son muchos los negocios que pueden adoptar esta fórmula. En cierto tipo de negocios, la totalidad de la empresa puede teletrabajar, pero este no es el caso más habitual. Normalmente, lo hacen ciertos perfiles de trabajadores, y no todos a la vez. 

El teletrabajo sirve para que las oficinas puedan optimizar sus espacios de trabajo (mediante iniciativas como el hot-desking), para que los trabajadores puedan conciliar más fácilmente y, por descontado, para seguir con la actividad cuando los desplazamientos se ven limitados, como es el caso de la situación extraordinaria generada por el coronavirus.

Recomendaciones para poner el teletrabajo en tu empresa

  1. Ofrece las herramientas necesarias. Te recomendamos que proveas a tus empleados del material que necesitan para teletrabajar. Es cierto que, en un principio, pueden hacerlo con sus propios equipos, pero con el tiempo sería bueno que la empresa diera a cada empleado todo lo que precisa, que suele ser un ordenador portátil y un teléfono de empresa. Con la evolución de la tecnología, que hace que este tipo de ordenadores sean más potentes y ligeros, muchas empresas dejan de usar ordenadores de sobremesa en la oficina y ofrecen un ordenador portátil a cada trabajador, que se puede llevar al domicilio cuando se necesite.

  2. Forma a tus empleados. Es necesario que formes de manera adecuada a los empleados que van a trabajar desde casa. En ocasiones no habrá tiempo para que la formación sea muy larga, como ha pasado con la crisis del coronavirus, que ha hecho que miles de empleados se lancen al teletrabajo sin preparación previa. No obstante, la formación puede darse una vez que estos hayan empezado a desarrollar sus labores desde casa, con reuniones breves y periódicas que expliquen los nuevos procedimientos a seguir.

  3. Apuesta por una VPN. Se trata de una red privada virtual que te otorga, como empresa, una protección y privacidad más alta cuando tus empleados navegan en Internet desde su conexión casera. De esta forma, evitarás los ciberataques o el robo de datos, entre otros problemas graves.  Si el teletrabajo va a extenderse en el tiempo, te compensará contratar un servicio de VPN y abrir perfiles a cada uno de los trabajadores.

  4. Software de control horario. Aunque una de las cuestiones más importante para implantar el teletrabajo es la confianza en tus trabajadores, no cabe duda de que será necesario controlar en cierta manera que están desarrollando sus actividades como se ha acordado. Además, desde la entrada en vigor de la Ley de Control Horario, registrar la hora de comienzo y finalización de la jornada es obligatorio. Los softwares de control horario permitirán que los empleados fichen desde cualquier lugar y además pueden proporcionar información extra sobre la evolución de sus tareas, lo que te permite mejorar la organización. 

  5. Contacto continuo. Es preciso mantener el contacto con tus trabajadores a diario por medio de mensajes o llamadas; y semanalmente por medio de videollamadas. A la hora de decidir los horarios de trabajo, puedes apostar por que estos sean flexibles, pero asegúrate de que todos coinciden teletrabajando al menos unas horas, sino la comunicación será imposible. Define también un canal de comunicación tipo chat y que permita videollamadas para agilizar las conversaciones más casuales (programas tipo Skype, Webex, Slack, Zoom…), reservando el mail para comunicaciones más formales y dejando los mensajes al móvil solo para situaciones de emergencia -así, los trabajadores podrán centrarse en el trabajo en el ordenador, no teniendo que cambiar de dispositivo permanentemente-.

  6. Desconexión digital. Es imprescindible que permitas a tus empleados la desconexión digital que necesitan. Es decir, no debes interrumpir su tiempo de descanso, salvo que sea una urgencia. 

Ventajas del teletrabajo

Aunque, con la alerta sanitaria actual, para muchas empresas el teletrabajo no es una opción, sino casi una obligación, lo cierto es que optar por facilitar el teletrabajo es algo que puede aportar muchas ventajas durante todo el año. Estos son sus principales beneficios.

  • Mejora la productividad de los empleados.

  • Reduce los costes que acarrea tener a los empleados de manera presencial en tu empresa.

  • Permite una mejor conciliación de la vida personal y profesional. 

  • Los trabajadores se sienten más felices.

  • Se ahorra tiempo dedicado al transporte. 

  • Los empleados faltan menos a su puestos de trabajo. 

Inconvenientes del teletrabajo

Como todo, el teletrabajo también tiene algunos inconveniente, estos son los principales:

  • No siempre es fácil controlar lo que hace el empleado.

  • El trabajo en equipo en ocasiones puede ser complicado. 

  • El trabajador no disfruta del ambiente laboral y los vínculos con los compañeros de trabajo pueden desdibujarse.

  • El empleado puede sentirse menos identificado con la empresa, disminuyendo su sentimiento de pertenencia a esta. 

  • La inversión inicial puede resultar algo costosa para el negocio. 

  • Necesita hacerse un esfuerzo extra en la comunicación.




¡Suscríbete y recibe
todas las novedades!

Date de alta y recibe nuestro newsletter en tu dirección de e-mail.


Autorizo a contactarme comercialmente por email o teléfono sobre los servicios y productos relativos al marketing digital y directorios, así como elaborar perfiles del negocio y recabar información a través de tecnologías de seguimiento.
Ver información sobre protección de datos

MÁS ARTÍCULOS