Pincha aquí y te llamamos

Seleccionar página
Home » Consejos para tu empresa » Información sobre la Financiación en las Empresas » ¿Cómo reunificar las deudas de tu negocio?

¿Cómo reunificar las deudas de tu negocio?

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (2 votos, promedio: 4,00 de 5)
Cargando...
Fecha:09/05/2016
¿Cómo reunificar las deudas de tu negocio?

Cuando te conviertes en emprendedor y lanzas tu propia empresa solo piensas en todo lo bueno que esa decisión acarrea: serás tu propio jefe, flexibilidad de horarios, mejora en tus condiciones laborales… En definitiva, te centras en lo positivo. Dicho de otra manera, en comerte el mundo. Y no nos entiendas mal. Esa actitud es perfecta. Sin embargo, por muy bien que te vaya, pronto aprendes que la gestión de las cuentas es un tema complicado y, en muchas ocasiones, muy árido. Las previsiones de ingresos y gastos muchas veces no se cumplen y comienzan a surgir las deudas.

La mayor parte de las grandes, pequeñas y medianas empresas realizan su actividad mientras soportan deuda o pérdidas puntuales. Sin embargo, a veces, llega un momento en el que todo ese peso fiscal se hace insoportable para la continuidad y viabilidad de tu negocio. Ese es el momento en el que te planteas la reunificación de deudas.

Pero ¿en qué consiste realmente esta posible solución? Se trata de juntar en un solo préstamo o crédito todas las deudas y, así, pagarlas en una única fecha cada mes. En este artículo te hablamos de las ventajas y desventajas de la reunificación de deudas, así como los requisitos necesarios para poder acceder a ella.


Beneficios e inconvenientes de reunificar tus deudas


Aunque a priori puede parecer la mejor de las ideas que todas tus deudas  pasen a convertirse en una sola, la reunificación es un producto financiero que hay que abordar con cautela. Para hacerte más fácil la comprensión, te presentamos todo lo bueno y lo malo que trae consigo esta decisión:


Ventajas

    • La cuota mensual a pagar se reduce drásticamente.
    • Disminuye el interés de la mayoría de deudas previas.
    • Aumenta el plazo de amortización porque puedes elegirlo.
    • Contarás con más dinero líquido durante el mes.


Desventajas

    • Pagas más comisiones
    • Como alargas los años de amortización, al final pagas más intereses.
    • La deuda final crece de forma considerable.


¿Cómo se solicita una reunificación de deudas?


Para acceder a este producto financiero, es recomendable que no aparezcas en listados de morosos como ASNEF o RAI porque, en la situación actual, los bancos suelen cerrar la puerta a todos aquellos que solicitan préstamos que ya está demostrado que no pueden pagar. Sin embargo, existen otras entidades que sí reunifican las deudas de morosos, pero, en estos casos conviene extremar las precauciones porque puedes encontrarte con que tus gastos se disparen.

Tradicionalmente, la reunificación de deudas se concede a personas u entidades que tienen una hipoteca (préstamo hipotecario), pero si no te encuentras en esa situación, todas tus deudas pueden agruparse en un nuevo préstamo personal o algún tipo de garantía no hipotecaria. De esta manera, la reducción de la cuota mensual es inferior, pero los costes de la operación también son menores.

Tras estas aclaraciones, el primer paso que debes seguir es localizar a un economista experto o abogado que te guíe y acompañe durante todo el proceso. A continuación, resulta recomendable tratar de negociar con alguna de las entidades donde tienes deudas.

Tanto el abogado o el economista que contrates deben tener en cuenta a aquellas empresas que realizan intermediación hipotecaria en el momento de las negociaciones bancarias y, al mismo tiempo, velar porque cumplen la normativa vigente. La principal labor de esos intermediarios es informarte de los riesgos de la operación de reunificación de deudas para evitar que te sobreendeudes y no tengas que hacer frente a los conflictos de interés con los prestamistas y sus tarifas.

Una vez tienes todo controlado, procederás a tramitar la operación, que de manera operativa es muy similar a pedir un préstamo o hipoteca al banco.

¡Suscríbete y recibe
todas las novedades!

Date de alta y recibe nuestro newsletter en tu dirección de e-mail.


Autorizo a contactarme comercialmente por email o teléfono sobre los servicios y productos relativos al marketing digital y directorios, así como elaborar perfiles del negocio y recabar información a través de tecnologías de seguimiento.
Ver información sobre protección de datos

MÁS ARTÍCULOS