Pincha aquí y te llamamos

Seleccionar página
Home » Impulsa tu negocio » Tendencias Digitales para PYMES y Empresas » Dropshipping, una modalidad de venta que está en alza

Dropshipping, una modalidad de venta que está en alza

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (No hay votaciones)
Cargando...
Fecha:08/05/2020
Dropshipping, una modalidad de venta que está en alza

1. ¿Qué es el dropshipping?

2. Diferencia entre dropshipping y marketplace

3. Dropshipping: ventajas y desventajas

El dropshipping, también conocido como ‘triangulación de envíos’ en español, es una modalidad de venta al por menor que está tomando especial relevancia a medida que se expande el comercio online.

Durante esta crisis sanitaria provocada por el covid-19, el comercio online ha vivido una explosión sin precedentes, como demuestra el dato de que las ventas online se dispararan un 129% a partir del 15 de marzo. Aunque puede considerarse que parte de este incremento es circunstancial, muchos expertos piensan que, para muchos usuarios, estas costumbres de compra adquiridas durante la pandemia permanecerán en el tiempo. 

Así, se prevé próximamente un nuevo ecosistema en el que la compra online gane más terreno, lo que conlleva que muchos empresas y emprendedores se planteen si dar un giro hacia este tipo de negocio. Aquellos interesados en abrir un ecommerce pueden encontrar en el dropshipping una opción interesante.

¿Qué es el dropshipping?

El dropshipping es un modelo de negocio que se da dentro de un ecosistema de venta por internet. Su principal característica es que el ecommerce que vende no tiene un almacén: un tercero almacena los productos y los envía directamente al cliente final. La empresa de ecommerce no manipula nunca el producto, ni siquiera llega a verlo.

Así, en este modelo, el vendedor no necesita almacenar su propio inventario, sino que compra inventario, según sea necesario, a uno o varios terceros (normalmente, un mayorista o un fabricante) que se encargan de completar los pedidos. Eso sí, debe ocuparse de toda la logística de envíos para asegurarse de que los productos comprados llegan a los clientes en las mejores condiciones y a tiempo.

Diferencia entre dropshipping y marketplace

En ocasiones se confunde el dropshipping con el marketplace, un sistema en el que también son terceras empresas quienes venden en una página web. No obstante, hay una diferencia fundamental: en el marketplace, los vendedores aparecen bajo su marca propia.

Es decir, aunque la plataforma del marketplace se encargue de la gestión de los envíos y establezca las condiciones de estos, además de otros asuntos como la atención al cliente, los clientes finales saben que compran a una tercera marca. En el caso del dropshipping, al contrario, es la compañía que vende quién debe dar la cara siempre. 

Otra diferencia fundamental es que en el dropshipping es el ecommerce quién establece el precio de venta al público.

Para ilustrar esta diferencia, podemos fijarnos en algunos ejemplos de marketplace, como el marketplace de la Fnac o Amazon (son modelos mixtos), Etsy, Ebay o AliExpress. 

Los ecommerce de dropshipping, en cambio, son más difíciles de identificar, porque si no prestamos atención es difícil saber a quién se está comprando el producto. Algunas plataformas que funcionan con este modelo son Big Buy, Chollo PC o FoxStark.

Dropshipping: ventajas y desventajas

El modelo de dropshipping tiene algunas ventajas frente al modelo de ecommerce tradicional que hace uso de almacenes, pero también cuenta con algunas desventajas.

Ventajas del dropshipping

  • Menor riesgo. Para crear un ecommerce con este modelo no necesitamos comprar grandes stocks, que no sabemos si vamos a vender. Solo se comprará inventario al proveedor cuando se realice una venta.
  • Necesita de una menor inversión. Al evitar el alquiler de almacenes y no tener que comprar stock por adelantado, la inversión inicial se limita a la puesta en marcha del ecommerce, a la promoción de este, echando mano del marketing digital (Google Ads, Redes Sociales…), y a ciertas tareas de gestión interna y Atención al Cliente.
  • Permite liberarse de mucho trabajo manual. No es necesario lidiar directamente con empaquetados, envíos y devoluciones.
  • Ubicación flexible. Un negocio de este tipo no necesita de una gran infraestructura. Puede gestionarse desde cualquier lugar con una conexión a internet.
  • Oferta variada. Este modelo facilita que se pueda ofrecer al cliente una selección de productos muy variada, sin asumir demasiados riesgos.

Desventajas del dropshipping

  • Es necesario dar la cara. Aunque los errores sean de los proveedores, nuestra empresa es la que deberá dar la cara, así que corremos el riesgo de manchar la reputación rápidamente si escogemos proveedores poco serios.
  • Logística de envíos. Hay que tener mucho cuidado a la hora de calcular los costes de los envíos, dado que los clientes pueden comprar, en un mismo pedido, productos de diferentes proveedores, que deben enviarse individualmente. Como el cliente no se tomaría bien que el coste del envío se multiplicase por tres, si compra tres productos, es necesario calcular cuidadosamente los costes de los envíos y jugar con los márgenes de ganancia para que el sobrecoste no recaiga sobre los usuarios.

En definitiva, el dropshipping es un modelo de negocio que puede ser muy interesante para aquellos que quieran lanzarse al mundo ecommerce, pero eso no significa que llevar un negocio de este tipo sea fácil: es necesario invertir mucho tiempo en la planificación de los envíos y en la localización de buenos proveedores para que la aventura de vender por internet empiece con buen pie.

¡Suscríbete y recibe
todas las novedades!

Date de alta y recibe nuestro newsletter en tu dirección de e-mail.


Autorizo a contactarme comercialmente por email o teléfono sobre los servicios y productos relativos al marketing digital y directorios, así como elaborar perfiles del negocio y recabar información a través de tecnologías de seguimiento.
Ver información sobre protección de datos

MÁS ARTÍCULOS