Pincha aquí y te llamamos

Seleccionar página
Home » Impulsa tu negocio » Información y consejos sobre Posicionamiento Web » Las ventajas de una estrategia conjunta de SEO y SEM

Las ventajas de una estrategia conjunta de SEO y SEM

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando...
Fecha:05/02/2020
Las ventajas de una estrategia conjunta de SEO y SEM

El SEO y el SEM (posicionamiento web orgánico y pagado, respectivamente) comparten el mismo objetivo: ambas técnicas buscan ganar visibilidad en internet, tratando de situar una web entre las primeras posiciones de Google.

Estas dos técnicas no son excluyentes, sino todo lo contrario. Con una estrategia conjunta conseguiremos más visibilidad en la red y, por tanto, más tráfico y más clientes.  

Que SEO y SEM busquen lo mismo no significa que sean iguales. Los usuarios distinguen los resultados SEM de los orgánicos porque incluyen la palabra ‘Anuncio’ en una primera línea, normalmente al lado de la URL y otros elementos, como el número de teléfono. Sin embargo, la tendencia es que estos anuncios pagados cada vez sean más similares a los resultados orgánicos, algo que se acentuó en el año 2016, cuando Google decidió prescindir de los anuncios laterales –más fácilmente identificables como anuncios-. 

Normalmente, los anuncios SEM se sitúan antes de los resultados orgánicos, en las primeras posiciones de la primera página de resultados, pero también pueden aparecer al final de esta (con algunos resultados orgánicos en el medio) o incluso de la segunda página de resultados en adelante. En sectores y áreas con mucha competencia, como el de la fontanería, podemos llegar a encontrar anuncios más allá de la décima página de resultados. No obstante, más allá de la segunda página de resultados, los clics son mínimos, se trate de resultados orgánicos o de pago.

Algunas diferencias entre SEO y SEM

Mientras que el SEM es inmediato (tan pronto se activan los anuncios, podríamos llegar a aparecer en la primera página de resultados de Google, aunque cuando dejas de pagar este posicionamiento se desvanece), el SEO es un camino de largo recorrido pero mucho más estable.

También suele aducirse que el SEM es pagado, mientras que el SEO es gratis, aunque hay que tener en cuenta que el SEO requiere también una inversión de tiempo y esfuerzo mucho mayor que la del SEM.

Otra diferencia de los resultados SEO y SEM suele encontrarse en el tipo de contenidos. Los resultados SEO suelen tener detrás formatos más largos y extensos, para que el algoritmo de Google los posicione de manera natural, mientas que los anuncios SEM suelen ser más breves y directos, normalmente más enfocados en la conversión y que dirigen a landing pages construidas específicamente para ello.

SEO o SEM, ¿por cuál empezar?

No hay un único criterio para dar respuesta a esta pregunta. Algunos expertos defienden que, para dar visibilidad a un nuevo proyecto web, empezar con el SEO es fundamental, porque el posicionamiento orgánico sigue atrayendo más tráfico que el pagado y aporta más confianza de los usuarios. Además, debemos tener en cuenta que el SEO tarda más en conseguirse, así que cuanto antes empecemos, mejor.

No obstante, cabe señalar que tener campañas SEM activas también puede ayudar indirectamente a reforzar el SEO de nuestra web, ya que el tráfico web es uno de los factores que valora Google a la hora de posicionar una web de forma orgánica. Por esta razón, es una buena idea es compaginar las dos técnicas desde el principio.

Cómo combinar SEO y SEM: elección de keywords

El estudio de palabras clave o keywords es el punto inicial tanto del SEO como del SEM. Herramientas como Ubersuggest, Google Keyword Planer o SemRush nos darán indicadores como el volumen de búsqueda (número de búsquedas de la palabra clave en un mes), la competencia o el precio por clic (esto último, determinante para el SEM).

Normalmente, en un período corto de tiempo, podremos abordar más keywords en una estrategia SEM que una SEO porque, como hemos dicho, el SEO necesita de contenidos más largos y elaborados. No obstante, a largo plazo el SEO será más relevante. Esto hace que el SEM sea especialmente interesante  para campañas puntuales, mientras que el SEO se encarga de mantener un flujo contante de visitantes/clientes.

Por otro lado, trabajar las mismas palabras clave en SEO y SEM también es una buena idea. De esta manera, podremos aparecer por partida doble en la lista de resultados, multiplicando las probabilidades de que los usuarios accedan a nuestra web. En los casos en los que Google muestra entre sus resultados una misma web dos veces, una de manera orgánica y otra pagada, los usuarios tienden a pinchar en el resultado orgánico, pero el anuncio ayuda a reforzar la idea de que nuestra web es el resultado más relevante.

¡Suscríbete y recibe
todas las novedades!

Date de alta y recibe nuestro newsletter en tu dirección de e-mail.


Autorizo a contactarme comercialmente por email o teléfono sobre los servicios y productos relativos al marketing digital y directorios, así como elaborar perfiles del negocio y recabar información a través de tecnologías de seguimiento.
Ver información sobre protección de datos

MÁS ARTÍCULOS